HIDRATACIÓN DE LA PIEL


mayo 08, 2017

Como ya sabemos, la piel protege al organismo de agresiones externas que pueden afectar a su equilibrio natural. Esta función la cumple gracias a su propio mecanismo de hidratación que la mantiene, a su vez, flexible y resistente. 

 Pero casi siempre y por diversos factores a los que estamos expuestos diariamente, el mecanismo natural no es suficiente y debemos aportar una ayuda extra que evite la sequedad de la piel, las grietas, la descamación o la tirantez. Y es que el cuidado de la piel y su hidratación es esencial a cualquier edad y en cualquier época del año. 

 Para mantener la piel hidratada se debe proporcionar agua a nuestra piel. Es aconsejable que este proceso de aporte de agua se haga de distintas formas: 

- Hay que hidratar la piel tanto en el exterior como en el interior. Desde el exterior se hará con el uso de cremas hidratantes que aportan la combinación necesaria para mantener la piel sana, suave y luminosa. Desde el interior se hará con el hábito de beber un mínimo de ocho vasos de agua al día aunque si es más, mejor. El exceso, en este aspecto, nunca será perjudicial, sino todo lo contrario.

- Mantener una alimentación completa, variada y balanceada es esencial. Los productos y rutinas que hidraten la dermis son muy importantes. 

- Usar productos hidratantes acorde con las necesidades de cada uno es una cuestión básica, como por ejemplo las máscaras de hidrogel de DANA KOREAN COSMETICS.